Confirmación

Al enterarse los apóstoles que estaban en Jerusalén de que Samaría había aceptado la Palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan. Estos bajaron y oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo; pues todavía no había descendido sobre ninguno de ellos; únicamente habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo" (Hch 8,14-17).

Leemos en el Catecismo: Con el Bautismo y la Eucaristía, el sacramento de la Confirmación constituye el conjunto de los sacramentos de la iniciación cristiana, cuya unidad debe ser salvaguardada. Es preciso, pues, explicar a los fieles que la recepción de este sacramento es necesaria para la plenitud de la gracia bautismal. En efecto, a los bautizados el sacramento de la Confirmación los une más íntimamente a la Iglesia y los enriquece con una fortaleza especial del Espíritu Santo. De esta forma se comprometen mucho más, como auténticos testigos de Cristo, a extender y defender la fe con sus palabras y sus obras. (CIC 1285)

Con el objetivo de que los adolescentes y jóvenes vayan madurando su fe y apuesten por Jesús, la Parroquia ofrece los grupos que hoy denominamos convocatoria e iniciación. Se comienza a partir de 3° ESO ó 1° FP (14 y 15 años). Hay una reunión semanal con un monitor.

 

 

Después de un proceso (sin concretar el tiempo),si estos jóvenes libremente así lo desean, recibirán el Sacramento de la Confirmación .